Compare Listings

Evangelio según San Mateo 16,21-27.

Evangelio según San Mateo 16,21-27.

Desde aquel día, Jesús comenzó a anunciar a sus discípulos que debía ir a Jerusalén, y sufrir mucho de parte de los ancianos, de los sumos sacerdotes y de los escribas; que debía ser condenado a muerte y resucitar al tercer día. 
Pedro lo llevó aparte y comenzó a reprenderlo, diciendo: “Dios no lo permita, Señor, eso no sucederá”. 
Pero él, dándose vuelta, dijo a Pedro: “¡Retírate, ve detrás de mí, Satanás! Tú eres para mí un obstáculo, porque tus pensamientos no son los de Dios, sino los de los hombres”. 
Entonces Jesús dijo a sus discípulos: “El que quiera venir detrás de mí, que renuncie a sí mismo, que cargue con su cruz y me siga. 
Porque el que quiera salvar su vida, la perderá; y el que pierda su vida a causa de mí, la encontrará. 
¿De qué le servirá al hombre ganar el mundo entero si pierde su vida? ¿Y qué podrá dar el hombre a cambio de su vida? 
Porque el Hijo del hombre vendrá en la gloria de su Padre, rodeado de sus ángeles, y entonces pagará a cada uno de acuerdo con sus obras. 

¡Que Evangelio!
Quiero dividir en tres momentos lo meditado, empezando por Pedro, siguiendo por la cruz y finalizando con la misión.

Pedro es un Santo muy humano
Como pudimos ver hace ocho días, en el Evangelio del domingo, Pedro fue el primero que reconoció a Jesús como el Mesías, el Hijo de Dios vivo. Y gracias a esa confesión que no le fue dada por los hombres sino por el Padre celestial, Jesús le pide ser cabeza de la Iglesia.

El Evangelio de hoy comienza de un modo muy particular, diciendo…”desde aquel día” refiriéndose al momento en que Pedro le reconoció como Mesías. Es decir que desde ese momento el Señor empezó a hablar con claridad sobre su muerte y su pasión, no lo hizo antes porque Jesús no violenta la inteligencia ni la voluntad humana, el espera hasta que nosotros en total libertad le reconozcamos a Él; y a partir de ese reconocimiento se nos abre sin velos. Sim embargo poco después de que Pedro hiciera estas declaraciones, reprende al Señor, diciéndole que no le permitirá sufrir, ni padecer aquello que la pasión le aguardaba.

A mis ojos Pedro es muy humano, tanto que incluso después de reconocer a Jesús como Dios “mete la pata”. Ni siquiera San Pedro estaba libre de pecado, y aún así Jesús confió en él. Le llamó Satanás, le habló fuerte, pero en ningún momento le dijo que ya no seria el Papa o que se sentía muy decepcionado de él, al contrario le dio la clave para seguir puliendo su humanidad sin perderla.

Aquí llego entonces al segundo punto.

La cruz que salva
Jesús le enseñó a Pedro y a todos nosotros que para no caer en la tentación, para poder perseverar en ese reconocimiento de el Mesías, es necesario cargar con la cruz. Es necesario abrazarla, besarla y entenderla como la principal misión que Dios nos ha dado. Así pues sigue Jesús con una frase que me exhorta muchísimo a trabajar tanto hacia afuera como hacia dentro “de que le sirve al hombre ganar el mundo entero si pierde su propia alma” Jesús quiere que entendamos que lo más importante es lo eterno, aquello que ni la muerte puede corromper.

La primera misión soy yo misma
Así entiendo que Dios me quiere como a Pedro con toda mi humanidad, pero exigiéndome y enseñándome a perfeccionarla a encontrar un camino derecho, un camino que me lleve hasta él. A cargar con mi cruz, es decir me pide que gane muchas almas, pero sobretodo que gane mi propia alma, que me niegue a mi misma, abrace mi cruz y le siga verdaderamente.

Jesús ayúdame a amarme como tu me amas, ayúdame a salvar mi alma y a verla como mi misión primera. Jesús quiero seguirte hasta la cruz, no importa cuanto duela o cuanto cueste si tú estás conmigo.

Like
Like Love Haha Wow Sad Angry
img

Sara Gómez Gómez

Soy una mujer apasionada por viajar, conocer personas, culturas, mundos. Con esto puedo hacer lo que más amo: sonreír y ayudar a sonreír a las personas, generar sonrisas verdaderas, llenas de Cristo. Soy Comunicadora Gráfica Publicitaria, enamorada de mi sobrino y toda mi familia.

Publicaciones relacionadas:

Lectio Divina – Agosto 6

Evangelio según San Mateo 17,1-9. Jesús tomó a Pedro, a Santiago y a su hermano Juan, y los...

Continuar leyendo
Por Jesuan Balmaceda

Lectio Divina – Julio 30

Evangelio según San Mateo 13,44-52. Jesús dijo a la multitud: "El Reino de los Cielos se parece...

Continuar leyendo
Por Jesuan Balmaceda

Lectio del Evangelio del 23 de julio

Evangelio según San Mateo 13,24-43. Jesús propuso a la gente otra parábola: "El Reino de los...

Continuar leyendo
Por Jesuan Balmaceda

Comentarios

Loading Facebook Comments ...

Unirse a la discusión