Compare Listings

¡Dios es amor!

Featured Video Play Icon

Imagínate que eres el creador de una caja de música. Primero que todo dibujas y piensas en cómo la quieres, te la imaginas, te preocupas por cada detalle, piensas en cuales van hacer los materiales. Buscas la madera y los elementos necesarios para armar dicha caja, sabes todos los movimientos de los engranajes, sabes el sonido, la medida exacta y cada parte para que pueda funcionar,  solo quieres que esta caja sea perfecta y única. Ahora empiezas a crearla físicamente la pintas, la decoras y te preocupas por cada detalle. Como eres el creador de dicha caja sabes muy bien cuando está funcionando y cuando no, cual es la temperatura máxima al que debe estar, sabes cuales son las herramientas para arreglarlo. No hay nadie mejor que conozca cada parte que el creador, sus funciones, sus capacidades y tal vez cuánto tiempo puede funcionar.

 

Ahora te voy a contar una historia pensando en ti:

Así mismo es la creación de Dios, Él un día cualquiera decidió crear a una persona: tú. Quiso que tuviera nombre propio (tu nombre y apellido) que fuera alto o bajito, moreno o blanco, de cabello crespo o liso, gordo o flaco…  físicamente eres tú pero para que tengas vida debes tener alma y tener organismo para que tu cuerpo funcione, como pasó en el cuento anterior de la caja de música. Así que Dios quiso ponerte cerebro para que pensaras, hígado, riñones, aparatos reproductivo… todos los órganos que un humano debe tener, pero pensó que este humano, o sea tú debías tener un órgano con el que te conectaras con el propio Creador y así que te puso un corazón, donde recibieras y sintieras amor, porque Dios es amor (1 Juan 4, 8) y está en tu corazón. Dios sabe cada movimiento tuyo, sabe cuál es tu misión y hasta cuanto tiempo vas a vivir.

¿Cómo puede uno creer que Dios existe sino lo ve, cómo puede creer que el amor exista si no lo ves si no sabes físicamente cómo es?  Pero es que el amor se siente y así mismo sé cuando alguien me ama o está enamorado de mí, así mismo es Dios. A Dios hay que abrirle el corazón y dejar que Él lo llene con su amor es la única forma que se puede sentir.

Existen tres razones por las que uno hace las cosas: porque alguien te obligó, porque lo necesitas o porque realmente te gusta y amas hacer eso. ¿Crees que alguien obligó a Dios a crearte, crees que te creó solo porque te necesitaba o simplemente te quiso crear  por amor? Dios sigue siendo el mismo sin ti, el Todopoderoso, el Padre de todos, el Creador del cielo y de la tierra, pero nosotros sin Él no somos nada, una criatura más, seres inertes.

Puede que para tus padres haya sido un error por X o Y razón,  pero para Dios no hay equivocación, si fuese un error no estarías en tierra, tal vez ni hubieras nacido. Estás para cumplir una misión que con el paso del tiempo te darás cuenta para qué y por qué estás vivo.

Muchos en algún momento de la vida nos preguntamos de que si Dios nos ama porque nos pasan cosas malas, fracasos, caídas, dolores y tristeza. La respuesta es simple porque estas malas cosas nos hacen fuerte, con esas cosas aprendemos algo bueno o malo no es el por qué sino el para qué, ¿Para qué me sirvió? ¿Qué aprendí? Cada decisión trae una consecuencia y cada “error” trae un aprendizaje y es un poco extraño decirlo pero de las únicas cosas que aprendemos es de lo malo, pocas veces he escuchado de alguien que le pase algo bueno y haya dicho que aprendió, de las caídas nos quedan los golpes y las cicatrices pero de esto es que aprendemos.

El amor de Dios es paciente, es comprensivo, es un amor puro que perdona a pesar de los errores, es esperanza y a pesar de equivocarnos nos bendice y siempre nos da una nueva oportunidad. Qué mal agradecidos somos al no dar las gracias tan si quiera porque nos dio la vida.

Dios es amor porque te amó primero, antes que tus propios padres, hermanos o hijos porque pensó en ti antes de nacer,  te conoce cada pelo, pestaña, te conoce a la perfección desde los pies hasta la cabeza. Dios es tu Creador y sin Él no somos nada.

 

Like
Like Love Haha Wow Sad Angry
img

Juliana Palacios Ceballos

¡La gloria es de Dios! ¡Totus Tuus María! Diseñadora gráfica. Enamorada de la tipografía y el diseño editorial. "Para ella el escribir fue una tarea más al servicio de un ideal misionero" Santa Laura Montoya Upegui.

Publicaciones relacionadas:

Lectio Divina – Agosto 6

Evangelio según San Mateo 17,1-9. Jesús tomó a Pedro, a Santiago y a su hermano Juan, y los...

Continuar leyendo
Por Jesuan Balmaceda

El Amor como estilo de Vida

"No te diré las razones que tienes para amarme. Pues las razones no existen. La razón del amor...

Continuar leyendo
Por Yenifer Suaza Ch.

Lectio Divina – Julio 30

Evangelio según San Mateo 13,44-52. Jesús dijo a la multitud: "El Reino de los Cielos se parece...

Continuar leyendo
Por Jesuan Balmaceda

Comentarios

Loading Facebook Comments ...

Unirse a la discusión